Adios a Paco Bernal

Murió Paco, hermano de Rosa Bernal, artista plástico con Síndrome de Down que dedica toda su obra a la lucha por la libertad de los Cinco. Desde este video-documental “La revolución de Paco” podemos conocer algunas cosas de la vida de Paco, su sentimiento hacia la Revolución cubana y el contacto que ambos, Paco y Rosa, mantienen con los Cinco.

Julio Gutierrez, desde la Guerrilla comunicacional, le dedica un hermoso escrito que transcribimos literalmente.

viernes, 16 de junio de 2017

PACO, MI HERMANO

Paco, mi hermano, hoy me he levantado con la noticia de que te has ido, sin avisar, ¡canalla!. Sólo conocer la noticia he dejado en caída libre por mi cara a dos lágrimas bien amargas, además de soportar un dolor profundo, porque algo nos unía.
Aunque debo reconocerte que tan pronto he empezado a recordar los buenos momentos que hemos pasado juntos, mis labios han arqueado una sonrisa cariñosa, dulce y salada por las lágrimas, ¡qué buenos momentos me has hecho vivir!
Te decía que te has ido sin avisar y me has dejado con el documental que estábamos haciendo a medias. Me imagino que no tenías mucho interés, no pasa nada. También, nos hemos quedado sin acabar tu rico diccionario, al que seguro, de una forma u otra daremos salida.
Aún recuerdo el día que nuestro amigo en común, Jordi, el Tigre de Petare, nos mostró en una asamblea de Defensem Cuba tu trabajo en defensa de Los Cinco Héroes cubanos. Lola y yo a verlo no tardamos ni un segundo en decidir de invitarte a venir a Blanes. Y recuerdo como si fuera ayer, nuestra primera conversación, tus primeras palabras con nosotros: “¡Aznar es un hijo de puta!”, yo pensé, ¡este chico promete!, por qué tu eres así, verdad y espontaneidad, azote, amor y revolución.
Has vivido aquí la vida que has querido vivir. Con nuestra Coronela que ha velado todos tus sueños, sabiendo tú lo que era el blanco y el negro, sin escalas de grises, ni medias tintas. Justo lo que nadie en este mundo se atreve, por eso está de moda el gris.
Te veo caminando, sabes donde vas. Ya me imagino la escena: “Tú llegando a las puertas de la gloria y diciendo, ¡Patria o muerte! y el celador, con cara de incredulidad contestando, ¿Venceremos?. Entrarás en el salón de los grandes y preguntarás por Fidel. Lo encontrarás reunido en una pequeña y modesta sala con Chávez, Celia Sánchez y el Ché. Allí los cuatro, alrededor de una buena mesa con buenos manjares, como un pa amb tomaca y un pisto al estilo de tu hermana Rosa. Se te abrirán los ojos y dirás, ¡chè que bó! Y sin dudarlo un momento te sentarás con ellos. A Fidel le dirás, ¡Collons!, que nos costó liberar a Los Cinco. Fidel te rodeará con su brazo y te dirá, ¡no lo sabes tú bien!. Te volverás hacia Chávez y le comentarás, moviendo la mano de arriba abajo, ¡uf!, la cosa en Venezuela está jodida!, pero Maduro resiste. Chávez te dará la razón, pero te comentará, Maduro tiene todo un pueblo detrás de él. Y el Ché añadirá, ¡Y toda una Latinoamérica! Y finalmente, te dirigirás a Celia, con una sonrisa pícara en tu cara y como no podía ser de otra forma le dirás, ¡Qué buena que estás! Celia soltará una carcajada y todos reiréis, los cinco, disfrutando de una buena comida.”
Te dejo allí con ellos, estás en el sitio que te corresponde. Espero, si tengo la suerte de llegar a ese salón, poder reunirme contigo algún día. Hasta entonces estarás siempre en mi corazón y en mis pensamientos. Tu capacidad es enorme, tu amor más. ¡Te quiero Paco! ¡Hasta la victoria siempre!
 Julio Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*